Alimtec cultiva microalgas en el Valle del Elqui

0
60

«Haematococcus pluvialis» es la microalga de agua dulce que se reproduce en el Valle del Elqui, en los estanques de la empresa Alimtec. No es algo reciente; se trata de un negocio que se inició el año 2008 con el objetivo en ese entonces de abastecer a la industria del salmón, a unos 1.500 km al sur de la Región de Coquimbo.

Las «condiciones climáticas» llevaron a escoger este emplazamiento tan lejano del mercado de destino, según cuenta Dino Saltarini, gerente de operaciones de Alimtec, lo que «sumado a una excelente calidad del agua utilizada en el proceso, han determinado el éxito de la producción».

La microalga Haematococcus pluvialis es la fuente natural del Carotenoide «Astaxantina», que -entre otros usos- es el pigmento responsable del color anaranjado del salmón. Por eso la salmonicultura fue el foco inicial de Alimtec, hasta que «el año 2010, y debido a la crisis sanitaria de la industria salmonera, Alimtec S.A. comenzó a buscar nuevos mercados, encontrando un nicho muy interesante en la industria de los suplementos nutricionales para consumo humano, mercado al que ha seguido orientada al 100% hasta el día de hoy», señala Dino Saltarini.

Las proyecciones del mercado de los nutracéuticos provocaron que el interés por Alimtec cruzara fronteras, y así lo destaca su ejecutivo: «El año 2014, Alimtec S.A. pasa a ser parte de E.I.D. Parry (India), quienes han invertido más de 2 millones de dólares en los últimos 4 años, duplicando la capacidad de producción inicial de la empresa en Chile».

De acuerdo a Dino Saltarini, «las complejidades en la producción han ocasionado que sean pocos los actores en la industria del cultivo de la microalga Haematococcus pluvialis. Alimtec ha desarrollado un sistema de cultivo que permite obtener un producto de excelente calidad y con costos de producción bajos, lo que -sumado a un mercado cautivo y en desarrollo- le ha ayudado a mantenerse y crecer en el tiempo».

Luces LED
para microalgas

A pesar del propicio clima del Valle del Elqui para este cultivo, la estacionalidad impide mantener niveles constantes en la producción, que registra bajas considerables en la temporada de otoño-invierno. Para paliar ese efecto, Alimtec buscó el apoyo del Centro de Innovación Acuícola AquaPacífico, desde donde se generó el proyecto para el desarrollo de un sistema de luces LED con la colaboración de la empresa especializada en fotoperíodo Luxmeter Energy S.A.

El gerente de operaciones de Alimtec explica que «con la realización del proyecto de uso de luces LED en las etapas intermedias de cultivo, buscamos reducir el efecto estacional del fotoperiodo natural sobre el cultivo, para estabilizar la producción durante las distintas épocas del año», indicando que «hasta el momento se han verificado efectos positivos en cuanto a los objetivos planteados, los cuales deben ser validados en la segunda etapa, actualmente en desarrollo».

«Es importante indicar que el sistema de luces LED ha sido desarrollado específicamente para el cultivo de microalgas, de acuerdo a la tecnología que utiliza Alimtec, lo que ha implicado desafíos tecnológicos que no son menores», sostiene Dino Saltarini.

Carolina Oliú, gerente de proyectos de AquaPacífico, destaca la base científica que sustenta el prototipo desarrollado, donde -de acuerdo a estudios recientes- «la incorporación de tecnologías de luz artificial es una opción factible para el cultivo de microalgas; en particular cuando es aplicada para acelerar la producción de biomasa y la acumulación de componentes bioquímicos específicos. Por tanto, el uso de diferentes ciclos de fotoperíodo repercutiría positivamente en la productividad final de quistes de la microalga y obtención de astaxantina».

Modelo asociativo

La colaboración entre empresas y centros tecnológicos es uno de los elementos a resaltar, según Axel Klimpel, director ejecutivo de AquaPacífico, quien enfatiza que «el modelo de trabajo que estamos implementando en este proyecto es clave para nuestra estrategia de desarrollo de la acuicultura del centro norte y, por qué no, del país. La participación activa del sector privado, en este caso una empresa productiva y una de productos y servicios para la acuicultura, es fundamental para acelerar la innovación y el desarrollo tecnológico».

Klimpel agrega que «el modelo colaborativo permite incorporar capacidades muy distintas y que fortalecen el proyecto, disminuyendo los riesgos y costos. Finalmente, ambas empresas se benefician de trabajar en conjunto, ya que Alimtec puede optimizar su producción, mejorando la rentabilidad de su negocio; mientras que, para Luxmeter es la oportunidad de abrir su empresa a nuevos mercados, creando productos e incorporando clientes no tan tradicionales».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre