Baja contaminación acústica según primer mapa de ruido en La Serena y Coquimbo

0
14

1Una presencia acotada de áreas saturadas por contaminación acústica producida por vehículos presenta la conurbación La Serena – Coquimbo. De hecho, solamente el 1% de su superficie presenta índices considerados peligrosos para la salud humana. Así se desprende del estudio “Elaboración de Mapas de Ruido de Ciudades Mediante Software de Modelación”, desarrollado por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA).

Este trabajo, realizado entre 2013 y 2015, abarcó a la ciudad de Valdivia y las conurbaciones de Temuco – Padre Las Casas y La Serena – Coquimbo, y vienen a sumarse a los mapas ya existentes del Gran Santiago y Antofagasta.

Estos mapas se construyen usando modelos computacionales y mediciones en terreno realizadas con uso de sonómetros, aunque exclusivamente de fuentes móviles. En el caso de La Serena – Coquimbo, fueron más de 200 mediciones, a lo largo de ocho meses continuos, en distintos puntos de la ciudad. Con esta información, se trazaron planos que, mediante una escala de colores, grafican las distintas intensidades de ruido generado por vehículos, tanto durante el día como por la noche.

A partir de esta información, se desprende que el 90% de la superficie de esta área urbana presenta índices aceptables de contaminación acústica; el 9%, un índice inaceptable, y sólo un uno por ciento, peligroso. Esto aplicando la escala recomendada por los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), que establece que una presencia de ruido bajo 65 decibeles es aceptable; de 66 a 75, inaceptable, y sobre 75, peligroso.

La realidad local, pese al acelerado crecimiento de la conurbación y el aumento del parque vehicular, es muy favorable comparado con las otras ciudades medidas, y particularmente con el Gran Santiago, en donde más del 50% de la superficie se halla sobre el estándar inaceptable y el 20% en el rango peligroso.

La zona con mayor saturación por ruido resultó ser el tramo urbano de la ruta 5 Norte, seguida por las otras vías estructurantes, como Francisco de Aguirre, Cuatro Esquinas, Regimiento Arica, La Cantera, entre otras.

Igor Valdebenito, jefe de la Sección Ruido de la División de Calidad de Aire del MMA, contó que estos mapas se elaboran con la intención de visualizar el problema, pues “el ruido es un contaminante invisible, pero tiene efectos tan importantes como la contaminación atmosférica por residuos” sobre la salud de las personas. En estos efectos se cuenta la “pérdida auditiva, estrés, alteraciones del sueño, alteración del ritmo cardíaco, (merma) en el aprendizaje de los niños, baja productividad. Se ha establecido que sobre 65 decibeles hay un fuerte riesgo de alteraciones al corazón”, indicó, a lo cual se suma el efecto económico derivado de la pérdida de valor de las viviendas aledañas a las vías más contaminadas.

Se espera que esta cartografía se convierta en un insumo efectivo para la toma de decisiones en materia de planificación urbana, políticas públicas y desarrollo inmobiliario, entre otras áreas, de modo de reducir o contener las áreas con mayor ruido y proteger las zonas que tienen menos.

Verónica Pinto, seremi del Medio Ambiente, puso de relevancia esta última dimensión, por lo que su cartera se embarcará desde ahora en la socialización de esta información y la concientización de las autoridades de los diversos niveles, “para tomar acciones en conjunto respecto de lo que ya está afectado, medidas de amortiguación en viviendas, establecimientos educacionales o centros de salud, y a la vez nos permite planificar a futuro, por ejemplo, no poner un hospital en un sitio donde tenemos decibeles mayores a 70. Ahora tenemos que ser capaces de integrar esta información en las futuras decisiones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre