Comenzó demolición de la Segunda Comisaría

0
11

ACTUALIDAD6Con equipos neumáticos, combos y  barretas, personal de la constructora Trébol comenzó la demolición del edificio de la Segunda Comisaría de Carabineros de Coquimbo en calle Francisco Varela.

Esto porque esa calle está siendo ampliada a cuatro pistas.

Así se pone fin a 50 años de servicio prestados por el añoso cuartel policial.

El ingeniero Roland Zambra nos explica que las faenas  están realizándose con todas las medidas de seguridad del caso. «Ya estamos trabajando en este tramo de Varela entre Henríquez y Portales que es directamente esta Comisaría. El proceso consiste en aislación de muros con respecto a muros con otras propiedades colindantes, sacar empalmes eléctricos y empalmes de agua para que al momento de que se posicionen las máquinas y comiencen con su labor de demolición no tengamos ningún percance».

Los obreros deben hacer literalmente «a mano» las faenas de  esta  etapa. «Lo que se está haciendo ahora está a cargo de personal especializado para que no tengamos ningún problema y, por ejemplo,  el retiro de empalmes eléctricos hablamos directamente con contratistas de Conafe y así continuaremos siguiendo el conducto regular».

Debido a que la estructura del edificio es de material sólido, también se usan herramientas manuales y sistemas neumáticos. «Esta edificación es de mucho hormigón, entonces obviamente para demoler murallas y pisos estamos usando equipos Kango de 15 y 10 kilos y combos para aislar los muros.

Como mudos testigos de estas intensas faenas, los calabozos ya fueron presa de la  maquinaria y el esfuerzo de los trabajadores, situación que es una anécdota para Zambra, al ser consultado por qué fue «atacada» esa área con mayor énfasis. «Yo creo que nuestro personal les dio muy duro a los calabozos, quizás por algún recuerdo de época de juventud (risas)».

Ante la petición  para retirar una caseta por parte de funcionarios policiales para reubicarla en su unidad provisoria ubicada en calle Tegualda con Pedro Aguirre Cerda, el ingeniero expresó que siempre hay disposición para colaborar.

«Hay una pieza de paneles en que guardaban su motos, entonces estamos viendo la posibilidad de salvarla para que la pueden trasladar a sus dependencias actuales en los Altos de Guayacán».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre