Coquimbo paga harto caro el costo del progreso: Calles del centro un caos

0
246

Grandes tacos de vehículos se han generado en calles del centro producto de los cortes en varios puntos por los trabajos de construcción de calzadas del paseo peatonal de Coquimbo.

Esa situación derivó en numerosos reclamos de comerciantes que se ven afectados en su funcionamiento y de conductores que consideran que hay poca o mala señalización de tránsito.

Julio Jarpa, presidente de la junta Nuevo Proyecto con jurisdicción en la zona del problema vial, comerciante establecido asociado a la Cámara de Comercio y Turismo, explicó que los atochamientos vehiculares surgen por la falta de regulación de tránsito policial en la vía alternativa de salida, Bilbao con Pinto.

«Primero lamentó que en todas las reuniones de coordinación de estos trabajos con las autoridades en ninguna se haya convocado a la directiva de nuestra junta que tiene 300 socios los que son muy afectados por este problema de tránsito. En octubre del año pasado cuando se quiso cerrar Aldunate sin ningún acuerdo, se logró parar eso, tomando el acuerdo de hacerlo después de las fiestas.

El presidente de la Cámara de Comercio en una entrevista que salió en ese diario, agrega, «dijo que se iba a destinar a un carabinero para controlar el tránsito, el cual hasta ahora viernes al mediodía no se ve».

Sí reconoce que el día jueves estuvieron carabineros «un ratito» regulando.
«Ahora viernes no vinieron y acá podría ocurrir un accidente porque los peatones pasan entre los autos porque no encuentran por dónde cruzar».

Por otra parte destacó la gestión del Departamento de Tránsito municipal que demarcó la esquina de Pinto para evitar que vehículos procedieran a estacionarse obstruyendo el paso de otros móviles.

«Conversé con Santiago Burlé, del Departamento Tránsito al que expliqué que al estar estacionados de forma constante vehículos de todo tipo en la esquina, impedirían que los demás que venían de Aldunate doblaran hacia Pinto y así ya mandó a demarcar esa zona con franjas de prohibición de estacionarse».

Además informó que los horarios más complicadas son a las 12:00 y a partir de las 17:00.
Jarpa reiteró que con los vecinos y sus pares comerciantes esperan que el mando de Carabineros destine a sus funcionarios a regular el flujo vehicular en los horarios de mayor circulación.

«Ojalá, de verdad, se pudiera destinar un carabinero de forma permanente en esta esquina porque ahora hay un verdadero caos».

Por su parte Norman Marín, presidente del Sindicato de Trabajadores de Comerciantes Ambulantes de Carros, agregó que el atochamiento principal en Aldunate entre Bilbao y Borgoño también genera contaminación acústica, «primero acá puede ocurrir un atropello o un choque, y lo otro es que todos los choferes terminan tocando la bocina, lo que es insoportable para los que trabajamos en este lado y para los clientes y si ellos dejan de venir, no tenemos ganancias, lo que es grave, por eso ojalá que manden algún carabinero de punto fijo a controlar esto».

El concejal Fernando Viveros recordó que si bien la mesa de trabajo compuesta por municipio, Gobernación, Serviu, empresas, el paseo y la Cámara Comercio, había determinado no iniciar obras en Aldunate hasta que no estuviera terminada calle Melgarejo. «Los socios de la Cámara, de buena fe, acordaron cambiar esa postura confiando en que Melgarejo será entregada a mediados de este mes y porque fue tomado el compromiso de regular el tránsito en Pinto con Bilbao». El Serviu se comprometió a tener lista Melgarejo antes del 15 de enero, dijo Viveros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre