Desde observatorio Tololo descubren 12 lunas en Júpiter

0
12

12En la región de Coquimbo encuentran ubicados muchos observatorios internacionales gracias a una atmósfera totalmente transparente, un clima estable y lejos de la contaminación lumínica, no por nada es conocida como «la región estrella». Este lugar también es un paraíso para los aficionados a la astronomía que quieran observar las estrellas desde un lugar privilegiado.
En este sentido, desde el telescopio Víctor Blanco, de cuatro metros, en el Observatorio Interamericano del Cerro Tololo, que es operado por el Observatorio Astronómico Óptico Nacional de los Estados Unidos, realizaron el descubrimiento inicial de la mayoría de las nuevas lunas en Júpiter.
El equipo, dirigido por Scott S. Sheppard del Instituto Carnegie, ubicado en Washington D.C., Estados Unidos, vio por primera vez las lunas en la primavera de 2017 mientras buscaban objetos lejanos del Sistema Solar. Según había mencionado, «Júpiter simplemente estaba en el cielo cerca de los campos donde estábamos buscando objetos, así que pudimos buscar nuevas lunas alrededor del planeta».
Según consigna un reporte del Instituto Carnegie, el telescopio recientemente se actualizó con una Cámara de energía oscura, por lo que es una poderosa herramienta para examinar el cielo nocturno en busca de objetos débiles. El hallazgo también fue comprobado con otros telescopios.
El descubrimiento se tradujo en que el número total de lunas conocidas de Júpiter se elevara a 79, la mayor cantidad de cualquier planeta en el Sistema Solar. Nueve de las nuevas lunas son parte de un «enjambre externo distante» que orbita el planeta en dirección opuesta a la rotación de Júpiter.
Estas lunas recientemente descubiertas tardan unos dos años en orbitar a Júpiter y se cree que son los restos de cuerpos más grandes que alguna vez se separaron durante colisiones con asteroides, cometas u otras lunas.

DIARIO LA REGIÓN conversó con el Dr. Steve Heathcote, director del Observatorio Interamericano Cerro Tololo, sobre la importancia de este hallazgo desde tierras elquinas.
«Hay dos lados para ver esto, el lado humano, en el sentido que es siempre importante cuando uno descubre a nuevos componentes de nuestro sistema solar, creo que viendo nuevos objetos ahí es algo interesante para las personas, siempre captura la imaginación, en ese modo por eso tiene tanto interés» sostuvo.
De un punto de vista científico, explica el director, «hay alrededor de 70 satélites en Júpiter, es el planeta que más tiene de todos en el sistema solar, y uno puede preguntar, por qué agregando otros 12 es interesante, pero uno de los objetos que descubrieron es interesante en el sentido que tiene una órbita que es muy diferente a las demás y en el futuro podría chocar con los otros o puede ser el resto de un choque que ocurrió en el pasado».
«Lo que pensamos es que antes Júpiter no tenía tantos, habían unos pocos satélites muy grandes y lo que vemos hoy en día son producto de choques entre un satélite y otro, produciendo uno relativamente grande un montón de fragmentos y creemos que lo que descubrieron es quizá lo que resta de uno de esos que chocaron el pasado» agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre