Jaime Ramírez Maldonado, presidente provincial de la CUT Elqui “Ya es hora de terminar con las prácticas de los empresarios que abusan del multirut”

0
12

7Un fuerte llamado a las autoridades para que fiscalicen y hagan cumplir al Holding Santa Beatriz la deuda con los trabajadores despedidos, realizó el presidente provincial de la CUT Elqui, Jaime Ramírez Maldonado, quien además denunció la situación irregular en el pago de los bonos a los trabajadores de la empresa Tasui por parte del municipio de Coquimbo.

El dirigente explicó que el holding de empresas conformado por Constructora Hauquén Ltda, Constructora Santa Beatriz Ltda., Constructora Santa Beatriz S.A., Inmobiliaria Vivi Casa S.A. y Constructora Emilio Sironvalle son una demostración clara del llamado “multirut”.

“En este caso, al existir un holding de empresas que tiene varias razones sociales, a los trabajadores se los ha ido finiquitando y traspasando de una empresa a otra desde hace bastantes años y con esto se limita sus derechos respecto a vacaciones, años de servicios, entre otros beneficios”.

Emilio Sironvalle es dueño de todas las empresas mencionadas que se dedican al negocio inmobiliario y de la construcción. El problema mayor comenzó a partir de agosto del año pasado, cuando empezaron a despedir trabajadores y no les pagaron los finiquitos. Muchos de ellos tienen además remuneraciones y cotizaciones previsionales impagas.

Actualmente hay un grupo de trabajadores que tiene demandada a la empresa mediante la Inspección del Trabajo y otros han presentado los antecedentes en Tribunales. De ellos, algunos ya tienen el juicio sentenciado, en que se decidió que la empresa tiene que pagar.

Ramírez declaró que el problema es que la empresa no está cumpliendo con las sentencias judiciales porque este holding ha dejado sin patrimonio a la constructora Huaquén Ltda., que tiene la mayor cantidad de trabajadores despedidos (sesenta personas).

“Los trabajadores no pueden hacer efectivas las sentencias de los tribunales porque han usado y abusado de todas las artimañas y resquicios legales para eludir su responsabilidad, ya que los trabajadores al tratar de recuperar los dineros adeudados, la empresa no tiene bienes para poder cobrar o rematar, no obstante, siguen funcionando todas las personas jurídicas que utiliza el Sr. Sironvalle”.

Como CUT Provincial ¿cuál es su postura respecto al mencionado multirut?

“Esta forma de funcionamiento empresarial ha sido reconocida como una forma generalizada que existe en nuestro país para organizar las empresas, pero ya es hora de terminar con el abuso impune de estos empresarios, que no solo la usan para eludir o evadir impuestos, sino también para perjudicar a los trabajadores”.

Agrega que hasta ahora las acciones son de carácter legal, pero recalca que si no hay una solución de aquí a la próxima semana se iniciarán movilizaciones y acciones de denuncia pública contra la Constructora Santa Beatriz.

¿Qué otras situaciones anómalas han detectado en el funcionamiento de este holding?

“Acá sucede algo ilógico, ya que esta empresa (al igual que otras empresas de la construcción) se dedica a la venta de inmuebles en verde.  Adquirir una propiedad que será entregada en 6, 10 ó 24 meses después, obteniendo descuentos en el precio u otros beneficios- algo que no me explico ¿por qué cómo pueden contar con el dinero para construir si ni siquiera tienen para pagar las cotizaciones y honorarios de los trabajadores?”

“También hemos investigado que tienen deudas con los proveedores que les venden los elementos para poder construir. Entonces, los clientes se podrían encontrar ante la situación que el día de mañana las personas compran en verde y después no van a tener las casas o departamentos”.

Municipio

coquimbano

en tela de juicio

El año pasado, los trabajadores municipales y de las empresas contratistas recolectoras de basura de Santiago, Valparaíso y otras ciudades realizaron una paralización que culminó con un acuerdo en que el gobierno entregó recursos a los municipios para que se les pagara un bono a los trabajadores que desempeñan los cargos de conductores, recolectores y barredores.

El traspaso de los fondos se efectuó el 30 de diciembre. Así por ejemplo, el municipio de La Serena recibió 179 millones y el de Coquimbo 221 millones. “En el caso de La Serena, se ha estado pagando los bonos correspondientes. Sin embargo, en el caso de Coquimbo, a pesar de haber recibido los recursos en la misma fecha, hasta ahora no han pagado”, dijo el presidente de la CUT Provincial.

A nivel nacional, la Federación de Trabajadores anunció que si al día 08 de junio no se han pagado a los trabajadores los dineros que el Estado ya entregó a los municipios hace cinco meses, se iniciará una paralización indefinida.

En el ámbito local, los sindicatos de Empresas Tasui han estado en conversaciones con el municipio y se ha dado plazo hasta el 05 de junio para que los dineros adeudados sean pagados íntegramente. De lo contrario, se iniciarán las acciones que correspondan, sean éstas de carácter sindical o judicial, según lo decida la asamblea, además de acoplarse a las movilizaciones a nivel nacional.

“Se han tenido reuniones entre los sindicatos de trabajadores con los encargados del tema en el municipio y ellos han dicho que pedirán una aclaración a la SUBDERE y la Contraloría General de la República antes de cancelar (lo que demoraría mucho más los pagos), situación que nos parece extraña porque la Ley es clara en la materia y hay otros municipios que sí han pagado”.“Según nos informaron representantes de los sindicatos de conductores y de recolectores, el municipio de Coquimbo envió un cuestionario a la SUBDERE donde pedían la aclaración de algunos puntos y consultaban entre otras cosas si era posible suprimir el pago del bono, ya que los dineros fueron gastados, situación que nos parece grave porque en ese caso estaríamos en la figura legal de malversación de fondos públicos”.

Por esta razón el dirigente hace un llamado a las autoridades regionales para que fiscalicen esta situación y que exijan al municipio de Coquimbo que entregue a los trabajadores los dineros que por Ley les pertenecen. “Según cálculos que realizamos, le correspondería un bono mensual a cada trabajador de entre 80 y 90 mil pesos. Llevamos cinco meses, por lo que el municipio les está adeudando a cada trabajador de TASUI entre 400 y 450 mil pesos” puntualizó Ramírez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre