Locatarios de reconstruido Terminal Pesquero vuelven a atender con alegría y buen humor

0
14

 

caleta

Con cumbias y el llamado «¡le tengo todo fresquito casero, la reineta, el jurel!, y las típicas «tallas», los locatarios del reconstruido Terminal Pesquero de Avenida Costanera retornaron a atender, dejando atrás el recuerdo del terremoto y tsunami del 16S.
Diario La REGIÓN visitó los remozados puestos de Los Delfines. Son 10 pescaderías y marisquerías y dos de los comedores atienden al público. Yoselyn Martínez, del restaurante Clarita, ya «dio vuelta una dolorosa página». Ella es arrendataria y destaca el esfuerzo de los dueños por reconstruir pronto. Luego cuenta:
«La reapertura fue hermosa, volvimos a nuestro sector. Acá tenemos un vínculo especial con la gente. Hay que reconocer que el fin de semana pasado se vio poca gente, por eso los invitamos que ahora vengan a visitarnos. Tenemos los mejores productos y cumplimos con todas las medidas sanitarias que nos exigen. Confiamos en Dios en que vamos a retomar las ventas que teníamos antes».

 

«Lleve el ceviche a la peruana, el mejor de Coquimbo», promociona el producto estrella en «La Picá de Matías» de Patricio Olivares.
Parientes y amistades le ayudaron en la reconstrucción. «Tengo que decir que el tema del terremoto y tsunami no lo sufrí en mi casa porque vivo en un sector en que no pasó nada, pero cuando vine a ver a la caleta quedé impactado por la destrucción. Sin embargo cuando vi cómo quedó el lado de Baquedano, en que muchos amigos perdieron todo, me di ánimo, lo nuestro era nada. Así salimos adelante con una plata de ahorros. Lo principal fue el aporte de familiares que me permitieron pararme y ahora estamos orgullosos por demostrar que somos coquimbanos valientes».
Unos metros más allá en «El Rincón del Negro» encontramos al locatario Mario Vega, que fue víctima de «tallas» de colegas como «una sonrisa Pep a la cámara» al momento de ser entrevistado y fotografiado. Remarcó que ese es el alegre ambiente que viven a diario.
«Estamos contentos de volver acá con nuestros puestos nuevecitos que nos permite atender de mejor forma, porque después de la tragedia tuvimos que atender en la calle en regulares condiciones con mucha incomodad, por eso llamamos a todos a venir a buscar los buenos mariscos como las machas que la tengo a 2.500 pesos el kilo y pescados como el jurel que está a 2.500 la pilita y todos fresquitos».
Destaca el esfuerzo de los socios del sindicato que permitió que en menos de cuatro meses salieran adelante. «También damos las gracias a los particulares y a las empresas que también nos cooperaron con algunos materiales e insumos».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre