Patrimonio humano e inmaterial porteño es realzado en nuevo libro «Coquimbo: Imágenes que hablan»

0
10

8Una hermosa publicación llamada “Coquimbo: Imágenes que hablan”, fue presentada ayer en el Club Social municipal a la comunidad, por el alcalde Marcelo Pereira, la que muestra al lector el más destacado patrimonio inmaterial y humano de la comuna porteña, consistente en los bellos atractivos naturales como sus balnearios, junto a sus caletas y sus barrios y sectores más tradicionales, pasando por la sabrosa gastronomía local en base a productos del mar, por sus artistas, deportistas y trabajadores que ejercen hasta la actualidad distintos oficios y su festejo más tradicional de Fiestas Patrias como es La Pampilla.
El texto fue creado por la Corporación de Turismo municipal, contando con un tiraje de 500 ejemplares, mientras que el financiamiento fue otorgado por el Fondo de Cultura 2016 del Gobierno Regional, que aportó $7 millones.
Si bien la distribución de la obra en primera instancia será realizada en campañas de la Corporación, ya existe un trabajo para que una segunda edición sea entregada o la comunidad y a escolares.

Legado musical y
y grandes personajes

En el recuento el libro en su capítulo “Olas de Música, realza la historia del extinto compositor y pianista autor del tema “Un año más”, Hernán Gallardo Pavéz , la del conjunto tropical Los Viking’s 5 y la del Orfeón Municipal “Los Mena”, cuyo director, dijo a Diario LA REGIÓN que esta obra permitirá a la snuevas generaciones de coquimbanos y al turista, saber del aporte a la música regional y nacional realizado por todos los artistas porteños.
“Como orfeón municipal tenemos una historia de más o menos 140 años desde 1869 según algunos historiadores y con la actual tecnología se ha revisado material antiguo como diarios y libros que nos hace creer que Los Mena desde 1838 estaba presente en la ciudad y eso nos ha valido ser reconocidos como patrimonio humano nuestro”.
Sobre la experiencia como integrante y actual el director Marcos Díaz, refirió, “ser un Mena, es un orgullo y un legado porque yo llegué el año 54 acá y aprendí música con el Suboficial de Caballería, Enrique ViIlagrán y él me dijo una vez negrito, ¿cuantos años crees que vas a estar con nosotros?, y yo le dije unos 50 años y me responde, eres chistocito, porque yo llevo 48 años, y ahora yo rebasé esos 50 años, entonces, sumando los dos períodos, son como 100 años de legado”.
Sobre los orígenes y el futuro de Los Mena, el maestro Díaz, reveló el origen del nombre tan característico que los identifica y el aporte de nuevos integrantes incluidas talentosas damas instrumentistas, “de lo que viene más adelante ahora tenemos damas en nuestra formación como nunca se había visto, son tres jóvenes, que fueron seleccionadas ya que tienen estudios en filarmónica y ahora último tocaron con Los Jaivas en Vicuña, o sea con otros alumnos que hemos convocado también va a existir Los Mena para rato, y quien sabe, si después hasta capaz que tengamos una directora. Sobre su consulta de porque nos dicen así, hay dos versiones, pero me quedo con los que me conversaba el maestro que me formó, en el inicio del Orfeón estaban integrados los hermanos de apellido Mena, entonces eran llamados a actuar en diversas celebraciones con retretas en el kiosco otomano del centro en las ferias, en plazas y como se actuaba los jueves, viernes sábado y domingo en horario de tarde y mañana. Pero en una oportunidad el público comienza preguntar porque no están los Mena, ya que como se dice ahora, se habían ido de carrete estos diablitos y aparecieron recién un día domingo, entonces todos el público gritó fuerte ahí llegaron los Mena, y desde esa fecha nos nombran así, (risas), más que como Orfeón municipal”.
Junto a los músicos también aparecen en el capítulo “Oficios de ayer y hoy” trabajadores de diversos rubros tanto del sector urbano y rural, incluidos pescadores y buzos pequeños productores del agro y comerciantes, como el reconocido vendedor de helados Víctor Cortés, el que dialogó con este medio, presentando su característico pregón, “es bonito el libro y me siento orgulloso por haber sido incluido en el con nuestra gente que ha contribuido con sus oficio y su trabajo a engrandecer nuestro querido puerto, por eso les brindo un aplauso, y ojalá que el municipio siga destacando a nuestros personajes. Yo tengo 35 años de experiencia y me siento orgulloso de ser conocido como el, ¡Canela canela, papaya, papaya!, y la gente me quiere me respeta y prefiere mis productos porque son 100 por ciento artesanales y naturales que los hago con una receta antigua y con fruta de la zona y así voy a seguir por muchos años más”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre