Trasladan a Raymond a Santiago para tratar su enfermedad con pediatras especialistas

0
13

14A partir de hoy será clave para el pequeño Raymond Román, de Ovalle, que anoche fue trasladado al Hospital Roberto del Río en Santiago, donde contará con un equipo médico avanzado que le permitirá tratar de mejor forma la rara enfermedad que lo aqueja, el síndrome hemolítico urémico atípico, del cual sólo se registran seis casos en Chile.
El pequeño de tres años y siete meses, fue hospitalizado por última vez en marzo de este año, luego que tuvo una complicada crisis que obliga a dializarlo diariamente. Esta semana pasó de sesiones de 8 horas a un total de 10, donde debe estar conectado a una máquina que en palabras simple limpia su sangre de las toxinas.
Valery Contreras, de 24 años, madre del niño, comentó que esta semana fueron informados por los médicos de Raymond, de que el traslado sería el domingo durante la noche, pero finalmente se adelantó durante la jornada de ayer.
«Nosotros estábamos esperando esta noticia y afortunadamente tengo familiares que viven muy cerca del hospital donde me podré quedar, para cuidar a Raymond en Santiago todo el tiempo que sea necesario», dijo la madre.
El papá, Glen Román, está trabajando en la zona de la Región de Antofagasta, en la comuna de Sierra Gorda, a través del teléfono comentó, «estoy muy confiado en que mi hijo va a salir adelante y que toda esta pesadilla algún día va a terminar y vamos a poder estar todos juntos y felices».
Además, dijo que pediría un permiso especial para poder viajar este fin de semana a Santiago para estar con su hijo, que ahora cambiará de hospital y que requiere además de la compañía de sus padres que le entregan el amor necesario para que enfrente bien su situación desde el punto de vista sicológico.
En la jornada de ayer el hospital de Coquimbo fue notificado de la acción presentada por la familia de Raymond ante la Corte de Apelaciones de La Serena, que a través de un recurso de protección intentan exigir al establecimiento de salud que entregue el medicamento Eculizumab del laboratorio Soliris que el niño necesita y que se trata del más caro del mundo, que cuesta más de $37 millones cada mes. Raymond requiere un tratamiento de al menos seis meses para poder superar su condición, antes de optar por un trasplante de riñón.
En la acción judicial ante el tribunal de alzada de La Serena, la familia fue patrocinada por el diputado Miguel Ángel Alvarado (PPD), quién además es médico y que junto con asumir un rol de colaboración directa con el niño y su familia, también está gestionando la ampliación de las coberturas Auge y las relacionadas con la Ley Ricarte Soto, para que sean cada vez más las patologías que estén incorporadas en la lista de prestaciones y que las familias no se vean obligadas a recurrir a la justicia para salvar la vida de un niño o cualquier persona.
El hospital San Pablo de Coquimbo, inició las gestiones para conseguir los medicamentos, tal como lo dijo la directora del establecimiento Eugenia Ortiz, a través de Diario LA REGIÓN. Sin embargo, es muy probable que este lo pueda recibir Raymond ahora en Santiago.
Por ahora, las muestras de cariño se han sumado en la familia, incluso desde España han recibido una oferta de colaboración de parte de la organización  ASHUA (Asociación Síndrome Hemolítico Urémico Atípico), la que tiene sede en Castellón. Ellos como una entidad especializada le ofrecieron asesoría médica y ya pidieron los documentos clínicos del niño, para comenzar a estudiar el caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre