Familia queda sin nada: «Esfuerzo de una vida se perdió en minutos»

0
50

Incendio destruyó una casa en Las Compañías la madrugada de este lunes. Rápida acción de bomberos evitó una tragedia mayor. Desde ayer vecinos iniciaron una campaña para ayudar a Carlos y su gente.

Cuando despertaron por el ruido de los vidrios quebrándose, su hogar y todas sus pertenencias estaban envueltos en llamas.

Los vecinos, alertados por el ruido, intentaron reaccionar y llamaron rápidamente a los bomberos, pero poco pasó hasta que no quedara nada de la casa ubicada en el pasaje Juan Cortés con Humberto Vásquez, en el sector de Arcos de Pinamar, Las Compañías, donde vivía Carlos Flores con su señora e hija.

A las 2 de la mañana el drama pudo ser peor. Aunque hoy ya de pie, esta familia tuvo que ser testigo de la destrucción de su hogar.

«Despertamos con el sonido de los vidrios, y cuando me levanto y veo el fuego, intenté apagarlo. Mientras, mi hija estaba durmiendo en la otra pieza y mi señora salió a pedir ayuda a los vecinos del pasaje», relata Carlos, aún desconcertado por lo que bien pudo ser una tragedia aún peor.

El pasaje ayer por la mañana estaba desolado. En compañía de sus vecinos, Carlos miraba impotente los restos carbonizados de lo que antes era su casa, su refugio construido a puro pulmón.

Cuenta que «en un momento mi hija, cuando se levantó, se devolvió a buscar las llaves para abrir el portón, ya que mi señora estaba en shock. Los vecinos comenzaron a llegar y ayudaron tirando agua, mientras llegaban los carros de bomberos. Pero era imposible, porque las llamas eran ya muy grandes. ¡Era un infierno! Fue todo muy rápido. Los bomberos no se demoraron tanto en llegar, pero cuando lo hicieron ya todo estaba perdido», señala.

El siniestro bien pudo haber tomado otras dimensiones y otras viviendas aledañas, de no ser por la rápida acción de bomberos, lo que agradece Carlos y los propios vecinos, aún consternados por la noche de terror que pasaron.

ESTABAN DURMIENDO…

«Estábamos los tres durmiendo a la hora del incendio y gracias a Dios no nos pasó nada, que es lo más importante en este momento. Lo material se puede recuperar, no sé cómo, pero lo haremos. No así una vida, así que pese a todo estamos bien», cuenta resignado.
Agrega que «mi señora necesitará ayuda psicológica después de lo ocurrido» y por fortuna dice tener familiares «donde podemos quedarnos. De hecho, anoche (ayer) nos fuimos donde mi madre. Pero se quemó todo, todo», dijo triste.

Ayuda de los vecinos

Hasta ayer no había certeza de qué pudo haber causado el incendio, aunque Carabineros investigaba en el interior del domicilio.

«Pienso que pudo haber sido un cable, no sé. Pero no me explicó qué pasó, puesto que somos bien cuidadosos en ese aspecto, y ni fumamos. Sé que no se inició en la cocina y lo primero que se quemó fue el auto -en el sector del  estacionamiento de su casa-, al parecer ahí comenzó el siniestro y gracias a Dios que fue en ese lugar, porque si hubiese empezado en otro lado de la casa capaz que no logramos salir», detalla con la tristeza propia de un hombre que ve que aquello que le llevó tanto tiempo construir se desvaneció en cosa de minutos.

Rápidamente, los vecinos del barrio -por redes sociales- se unieron y comenzaron a juntar voluntades para ayudarlos, publicando en las redes sociales una dirección -Mercedes Marín del Solar #1994, también en Pinamar- para que la gente pueda llegar con alguna ayuda, o también al rut de Carlos Flores: 8254294-9.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre