Creador de la «Bóveda del Fin del Mundo» (Vicuña) explica la importancia de conservar semillas para la subsistencia de alimentos

0
8

7Roland Von Bothmer es uno de los fundadores de la «Bóveda del Fin del Mundo», que es el Banco Mundial de Semillas de Svalbard ubicado en Noruega. Esta enorme despensa subterránea tiene por objetivo almacenar, proteger y conservar  más de 800 mil semillas de todo el orbe. Von Bothmer llegó a La Serena, específicamente  a las dependencias de INIA Intihuasi a participar del Seminario Internacional, «Recursos Genéticos y Cambio Climático».  Entregó una charla magistral por cerca de una hora, sobre el trabajo y objetivos de la Bóveda  Global de Semillas.
Este  erudito de nacionalidad sueca es la tercera vez que está en Chile y  una vez finalizado el seminario sostuvo la importancia que tiene el Banco Mundial de Semillas, «el objetivo principal es salvaguardar ante cualquier eventualidad las semillas. Hacemos duplicados de semillas para países que están en riesgo. Salvamos y colocamos este material en la bóveda para duplicarlo y devolverlo al país correspondiente. La bóveda es de una sociedad internacional que está en Noruega y se enfoca justamente en recibir lo que son los depósitos de semillas de los países de todo el mundo.
El experto ahondó más en el trabajo del Banco Mundial de Semillas y explicó que existen países donde los depósitos de semillas están en peligro, «nuestro trabajo se enfoca en los bancos genéticos. Actualmente existe en el mundo varios bancos genéticos que están en riesgo ya sea por aludes, conflictos de guerra o también causas naturales. Uno de los problemas más importantes que vemos es en Siria donde uno de los bancos genéticos está siendo víctima de la guerra. Nuestro trabajo es hacer un duplicado de estos bancos genéticos e incluirlos dentro de la bóveda de semillas».
Por su parte, el Coordinador Nacional de Recursos Genéticos y de Cultivos del Instituto de Investigaciones Agropecuarias y también expositor, Fernando Ortega mostró su satisfacción por los conocimientos difundidos a través del Seminario Internacional, «nos permitió difundir  al público la importancia de los recursos filogenéticos y  el quehacer de INIA respecto a este tema. A su vez estamos logrando estrechar contactos internacionales en esta misma área. El banco de semillas es fundamental para resguardar los recursos filogenéticos de Chile para el presente y futuro de nuestra alimentación».
En Chile también existen bóvedas de semillas. Desde 1990 en Vicuña está el Banco Base de Semillas de INIA. El encargado es Pedro León. El profesional de INIA destacó la venida de Von Bothmer. «Su visita fue relevante  ya que es un experto mundial, investigador con mucha experiencia en el área. Tiene un valor importante. Fue una de las personas que creó la bóveda mundial de semillas en Noruega. Esto muestra la importancia de los recursos para la alimentación de la agricultura del mundo, variedades antiguas o locales de porotos, maíz, trigo son relevantes porque son la base genética para las variedades de cultivos».
Respecto al trabajo del Banco Base de Semillas en Vicuña, León añadió que «conserva semillas en una cámara frigorífica de cerca de 300 metros cúbicos tiene una capacidad para almacenar 75 mil muestras, las muestras son conservadas a menos 20 grados bajo cero y 5 por ciento de contenido de humedad de las semillas. Bajo ese ambiente se puede extender la vida de las semillas por siglos».
Roland Von Bothmer entre sus principales áreas de investigación se ha orientado al campo de la taxonomía, filogenia y las relaciones genéticas de especies vegetales; del cultivo de plantas; de la diversidad genética de plantas silvestres y de la conservación de los recursos filogenéticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre