Doblemente campeona

0
65

La tenista regional, Isidora Lisboa, sigue sumando trofeos a su estantería: tras participar del Nacional de Menores en Antofagasta ganó el título en singles y dobles damas, en la categoría menores de 14 años.

Con tan solo 13 años de edad, Isidora Lisboa, suma cada vez más trofeos y logros a su haber.

Es oriunda de la región de Coquimbo, pero ante el escaso apoyo y los buenos resultados, se vio obligada a competir por la región Metropolitana.

«Agradezco a la comuna de Vitacura que me entregó recursos para estar participando en éste torneo», nos señala de entrada la joven que además da las gracias a su padre, Desiderio Lisboa, quien ha sido un pilar fundamental en el desarrollo de su carrera tanto por el apoyo moral que le entrega como por el aspecto económico, ya que para ir en franco crecimiento dentro de la disciplina, Isidora ha pasado meses en Estados Unidos perfeccionando su tenis.

Todo ese esfuerzo ha dado frutos, ya que la deportista es la número uno nacional en la categoría menores de 14 años, lo cual se consolidó gracias a ganar dos títulos en el último Nacional de Menores que se desarrolló en Antofagasta.

Allí Isidora se consagró campeona en la serie Menores de 14 años damas, tanto singles como en dobles, donde compitió junto a Mikal Guerra, dejando claro la categoría de deportista que es.

No son los únicos trofeos de su historia. Desde pequeña que Isidora viene siendo protagonista a nivel nacional, gracias a un talento innato que ha ido puliendo poco a poco compitiendo dentro y fuera de nuestro país.

Alguien que ha sido importante también en este camino, es el preparador físico Alonso Valenzuela Olivares, quien ha venido entrenando a la deportista de forma seria y profesional, como nos cuenta su padre.

POCO APOYO
Y RECONOCIMIENTO

Los logros de Isidora Lisboa no son casualidad. Se trata de años trabajando para ello, de forma dura y sacrificando muchas cosas.

«Ella entrena siete horas diarias y lamentablemente ni para eso encontramos apoyo acá en la región», explica el padre de la tenista, Desiderio Lisboa, quien siente un dejo de desprecio en la zona por lo que ha llevado a cabo su hija, algo que si han sabido reconocer en otras comunas de nuestro país.

Agrega el progenitor de la tenista que ella necesita de charlas y trabajo en el aspecto físico, sicológico, nutricional, médico y un entrenador, porque «es algo mínimo que precisa una deportista de elite. Por eso continuamos con nuestro trabajo para conseguir sus objetivos».

LOGROS INTERNACIONALES

Es válido destacar también que hace unos días Isidora fue a Brasil para competir en el Campeonato Sudamericano en São Paulo, el cual es clasificatorio a Londres en la superficie de césped, con excelente experiencia y resultados.

La ruta de Isidora no para. Porque sus sueños son grandes y para hacerlos realidad le queda un extenso camino por recorrer, el cual con la ayuda familiar se ha ido construyendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre