Lobo marino mordió a buzo frente a la playa Changa de Coquimbo

0
9

18Ayer en la mañana Felipe Araya Videla, de 41 años, buzo perteneciente al gremio de pescadores de Coquimbo, fue mordido en un hombro y en el cráneo en la playa Changa, frente al puerto pesquero artesanal de avenida Costanera, por un lobo marino que lo atacó cuando estaba sumergido recolectando algas.

El lesionado logró ser auxiliado por pescadores que lograron ahuyentar al animal, evitando que continuara con la agresión.

Paramédicos de la ambulancia del hospital San Pablo, estabilizaron a Araya, que presentaba un profuso sangrado.

En el hospital, el herido fue atendido por los médicos que le realizaron un aseo quirúrgico y suturas en las lesiones cortantes que padeció.

Luego de ser evaluado por un neurocirujano, que dispuso que fuera sometido a un scanner para descartar complicaciones internas, Araya, fue dado de alta bajo tratamiento.

 

Medidas preventivas

 

El Capitán de Puerto de Coquimbo, Capitán de Corbeta, LT, Rodrigo Pomeri, explicó que la Armada inició una investigación del caso, confirmando que Araya laboraba con toda la documentación al día.

«Esta persona fue atacada cuando estaba en faenas normales, fue mordida en el brazo y la cabeza y fue derivado al hospital en donde fue verificado que no presenta riesgo vital. Esta persona de acuerdo los registros de la Autoridad Marítima es buzo y cuenta con los permisos y matrícula de rigor al igual que la embarcación que usaba»

Consultado por la ocurrencia de ataques similares a personas el oficial manifestó, «desde que asumí mi cargo a fines del año pasado, no tenemos registros de casos parecidos a este, por eso el llamado es a los pescadores y buzos y a personas que vean a estos animales en tierra o en la avenida Costanera o en el puerto artesanal que no se acerquen a ellos porque obviamente son animales salvajes, porque muchas veces llegan a la costa motivados por el hambre y por eso hay que mantenerse siempre a una distancia segura».

Además, el Capitán indicó que es necesario un análisis, para ver la posibilidad de evitar que los lobos deambulan por la orilla de la avenida Costanera, «antes los lobos no se acercaban mucho a la costa pero ahora llegan donde están las personas y hay que evaluar alguna medida para restringir si es posible los acercamientos junto al Servicio Nacional de Pesca o al Servicio Agrícola y Ganadero y otras autoridades competentes, pero su presencia en la costa podría ser motivada por la falta de peces y hay que ir evaluando para contar con mayores medidas de protección para la comunidad»

En ese mismo tenor el Capitán Pomeri, llamó a los vendedores de productos del mar a desechar los restos de pescados y mariscos en basureros y no en el mar, «todo lo que son desechos deben tener un mejor manejo y no dejarlos en los sectores que sean atractivos para los lobos, por lo mas inmediatos que todos los restos orgánicos deberían ser desechados siempre en contenedores de basura».

Luis Godoy, presidente de la Asociación gremial de pescadores de Coquimbo, junto con lamentar el ataque que sufrió Araya, refirió a Diario LA REGIÓN que ha pesar que han denunciado la proliferación de lobos en el sector en el que laboran, ninguna autoridad ha tomado medidas, «acá de una vez por todas las autoridades deben poner atajo a este problema, y nosotros desde hace bastantes tiempo atrás hemos pedido soluciones para este tema y nosotros queremos aportar una propuesta de construir unas balsas en la bahía para los lobos para que se mantengan retirados y no lleguen a nuestra caleta, y si la gente dice que es bonito verlos en la orilla, no saben el daño que nos provocan al dar vuelta embarcaciones y al rompernos nuestros implementos de trabajo como redes y espineles».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre