Estudian si la formación determina la permanencia y proyección de la mujer en la minería

0
6

2Es innegable la existencia de brechas que limitan la inserción y la permanencia de las mujeres en el mundo de la minería y, aunque Antofagasta es una de las zonas privilegiadas en el rubro y reconocida a nivel mundial, ellas continúan su rol secundario en este sector.

Para estudiar esta situación, investigadoras de la Universidad Católica del Norte (UCN) analizarán los aspectos que en los sistemas de formación y en el ámbito laboral, dificultan las proyecciones femeninas.

Se trata de una investigación que tiene varias aristas de interés, temas que para las investigadoras son necesarios abordar, “ponerlos en la agenda” y “hacerse cargo de ellos”.

En una sociedad de la información y globalizada, no es menor tener una población alta de mujeres que no están trabajando, y esta situación, en opinión de la académica, Dra. Paulina Salinas Meruane, además tiene incidencia en el desarrollo del país.

La docente e investigadora de la Escuela de Periodismo de la UCN, se adjudicó un proyecto Fondecyt titulado “Género, trabajo y minería: Proyección laboral de las mujeres la minería chilena y su relación con los centros de educación superior y sindicatos mineros”, en el que participa como co-investigadora la Dra. Gianni Romaní Chocce, de la Facultad de Economía y Administración de esa casa de estudios superiores.

Para la Dra. Salinas, el tema tiene muchas implicancias, y se dispone de estudios que dan cuenta de la situación de las zonas mineras donde hay mujeres solo dedicadas a la familia, lo que a su juicio significa un freno para el desarrollo integral de la sociedad.

“Que salgan al mundo laboral no es solo una lucha feminista, tiene que ver con el desarrollo de la sociedad de hoy y el impacto que tiene en las generaciones más jóvenes”, precisó.

Anteriormente, llevó a cabo un trabajo en el cual el eje estuvo centrado en el proceso de incorporación y adaptación de las operadoras en la minería, con un análisis desde la perspectiva de los jefes, trabajadores y las trabajadoras en las faenas.

Fueron tres años de investigación que permitieron visualizar que hombres y mujeres se relacionan en una industria que es muy hegemónica de predominio masculino.

El equipo de profesionales estima que las raíces de esto se proyectan incluso en los centros de formación. Desde que los estudiantes se empiezan a formar para la minería, señalan, están permeados por esta cultura organizacional.

Es así que ven el fenómeno a partir de la experiencia de las estudiantes de carreras del área, porque en las aulas se inicia la proyección laboral que considera las competencias personales para la carrera y cómo el entorno influye en la proyección laboral.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre