Piden en Fiscalía que se investigue presuntos graves hechos en La Cruz

0
275

El Administrador de La Cruz del Tercer Milenio, abogado Mauricio Gálvez, actuando a nombre de la Fundación Cruz del Tercer Milenio, que preside Jaime Pozo Cisternas, ingresó un escrito a la Fiscalia de Coquimbo solicitando se investigue hechos que podrían llegar a constituir delitos, en los que la víctima sería un hijo de una funcionaria de ese monumento, y el presunto autor un empleado municipal que también trabaja allí.

Posteriormente, también de manera paralela y a través de la PDI, se hizo parte la Municipalidad, representada por el alcalde Marcelo Pereira.

«La Fundación de la Cruz del Tercer Milenio le informó al Sr. Alcalde que un menor de edad, previa autorización de su representante legal, que trabajó en verano en el citado monumento, habría sido objeto de ciertas acciones o conductas que podrían ser constitutivas de delito. Debido a la gravedad de la situación, el alcalde solicitó que durante esta tarde el asesor jurídico de la Municipalidad interponga la denuncia ante la Policía de Investigaciones de Chile, para que desde esta Policía se tome contacto con el fiscal de turno y de esta manera el Municipio se haga parte de la denuncia hecha ante el Ministerio Público», señalaba una declaración pública emitida en horas de la tarde de ayer por el municipio.

EL DENUNCIANTE

En contacto con Mauricio Gálvez relató a diario LA REGION que «lo que pasa es que después del último encuentro que tuve con el Papa Francisco hace meses, comencé a recibir muchos antecedentes relativos a administración y finanzas en La Cruz… Situaciones que se están investigando… Pero lo de hoy se refiere a que el hijo de una funcionaria habría sido invitado a pasear por este señor funcionario en cuestión y después le habría entregado droga y dinero»…

QUIÉN ES

Gálvez fue contratado en la gestión edilicia de Cristian Galleguillos, y llegó mediante concurso público. Se le ubicaba como cercano al ex administrador Ramón Bravo, pero una fuente del municipio nos aclaró ayer que el propio Bravo habría enviado un correo aclarando que él no tiene ninguna relación contractual con el municipio ni con La Cruz.
Volviendo a los hechos denunciados, Gálvez explica que los conoció al recibir una versión en el mes de enero y que, considerando la gravedad, la consultó a organismos especializados, entre ellos una ONG, en Santiago. «Ellos nos orientaron a cómo presentar esta denuncia, tal que el presidente de la fundación, hace un par de días dio la orden, luego que, además, se supo que el joven víctima habría tenido un intento contra su vida».

VERSIONES VARIAS

Como es de suponer, el hecho noticioso circuló rápidamente ayer, tanto en redes sociales, radios y desde luego, al interior de la Municipalidad, donde los gremios se alertaron.

Ya por la mañana, dirigentes llamaban a nuestro medio pidiendo confirmar si es que habría información oficial. De paso comentaron que esperarían hasta el día lunes próximo para emitir un pronunciamiento. «El colega aludido está muy mal anímicamente, no puede hablar. Necesitamos escucharlo antes de emitir un juicio o declaración», nos hizo ver un dirigente gremial.

Otra fuente comentó que estas situaciones de malas relaciones no son recientes. Que entre Mauricio Gálvez y el presunto acusado habían grandes diferencias, que nacen en que el primero tendría menor rango que el segundo, que es empleado de planta en grado de jefe.
Incluso, agregan fuentes confiables, esta acción podría ser en respuesta o represalia, porque el presunto acusado semanas antes habría acudido a Contraloría para denunciar irregualidaes administrativas en La Cruz.

En la actualidad, en el monumento la Cruz del Tecer Milenio, cohabitan funcionarios de la Fundación Cruz del Tercer Milenio, de la Corporación Municipal de Turismo y de la propia Municipalidad.

La persona contra quien van dirigidas las sospechas de haber cometido algún hecho delictivo, es funcionario antiguo de la Municipalidad y ha estado en diversos cargos.
Mauricio Galvez relató luego a LA REGION «que al ponerse en contacto con el señor alcalde, notó que estaba muy preocupado por la situacion y me manifesto su interés por esclarecer pronto y totalmente los hechos».

«Las fechas exactas en que se habrían dado los encuentros y todos los hechos que se denuncian son materia de investigación». Explica que la Fundación contrató con autorización de la madre, en el mes de enero, a este joven que, después, un día cualquiera, deja su trabajo, lo abandona. La madre lo justifica diciendo que su hijo había vivido ciertas situaciones»….

Respecto a que desde cuándo se daban estos u otros hechos, Gálvez responde «es una pregunta difícil de contestar, rumores simpre hay».

La diligencia cumplida ayer se remite a hacer entrega de los antecedentes que se tienen a la Fiscalia, para que investigue y establezca la presunta responsabilidad de la persona. «Podría ser corrupción de menores», dice dudando, el abogado Gálvez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre