Familia de Kevin Gómez se alista para una nueva etapa judicial a comienzos de semana

0
474

Este martes se escribe un nuevo capítulo del caso, con la audiencia de preparación para el juicio final, que se espera se realice dentro de un mes y medio finalmente. La familia pide penas ejemplificadoras para el cabo Care, único imputado en el crimen.

La etapa de investigación ha sido lenta y tortuosa para la familia del fallecido. El caso de Kevin Gómez, joven asesinado a la edad de 23 años de un disparo por la espalda el día 20 de octubre del 2019, cumplirá dentro de días un nuevo capítulo. Será la audiencia de preparación del juicio oral, instancia donde se determinará la fecha final del juicio propiamente tal, que se espera se fije para dentro de un mes y medio.

Kevín murió durante las protestas del estallido social en el centro de la ciudad de Coquimbo. Saqueos en una tienda de calle Bilbao habrían sido el contexto de una tragedia que dio la vuelta en el país y que tiene a una familia destrozada.

Estamos viviendo la parte final del proceso judicial, donde la familia se une con un solo objetivo; lograr una pena ejemplificadora para Cristian Isaac Care, cabo primero de Ejército, sindicado como autor del asesinato. Confiesan a LA REGIÓN que quieren por lo menos 20 años de prisión para el uniformado.

«El objetivo es que la ciudadanía entienda en qué fase del proceso judicial estamos, como familia queremos un castigo ejemplar para al involucrado en la muerte de mi hermano, que con solo 23 años era la alegría de la casa», relata Víctor Briceño, hermano de la víctima.

Al técnico en mecánica de profesión y músico de una banda de guerra, no lo olvidan. El apoyo de amigos y los constantes deseos de hacer justicia se lo hacen sentir a diario, cuenta el hermano. Murales, poleras con su rostro, y un sinfín de gestos que lo hacen acumular fuerzas de cara a la etapa que viene.

«Era el menor de tres hermanos, por lo que había un cariño especial para el Kevin, por lo que el mismo reflejaba y la felicidad que siempre irradiaba. Hemos sentido el apoyo de toda la ciudad, en concreto del Instituto de Derechos Humanos, de nuestro abogado Claudio García, todos han aportado un grano de arena para esclarecer los hechos, para que finalmente se sancione al responsable pronto. Insistimos que acá hubo apremio ilegítimo con resultado de muerte».

Por eso asegura que el Ejército debe realizar una investigación interna para determinar otras responsabilidades.

«Hay que analizar todas las implicancias que significaron los hechos de aquella noche, si hubo un mandato de alguien para realizar los disparos. Es necesario un sumario administrativo dentro de la institución, para despejar dudas en torno a más culpables», sentenció el hermano.

Claudio García, abogado de la familia, enfatiza en la relevancia de estar presente en un caso pionero en Chile, donde un funcionario del Ejército es llevado a juicio oral por violaciones a los derechos humanos en el contexto estallido social.

En esa línea, detalla que la causa está cerrada en su etapa investigativa, donde especifica que como familia piden 20 años de cárcel, mientras que querellantes, como el Instituto de Derechos Humanos, estiman 15 años. Por su parte, el Consejo de Defensa de Estado y el Ministerio Público piden 12 años, hablando de homicidio simple. Sin embargo, desde el núcleo del fallecido insisten en la tesis de apremio ilegitimo con resultado de muerte.

«La congoja de esta familia se ha dado producto de una etapa lenta, donde queda la sensación de que poco se avanza. No obstante, yo soy un convencido que entramos en una etapa importante, donde no me queda ninguna duda que el militar será condenado con una pena alta, ejemplificadora».

La semana entrante trae novedades para el bullado caso de conmoción nacional. «Este martes será la audiencia preparatoria, luego se da la resolución final al tribunal oral, y esperamos que dentro de un mes y medio logremos el inicio del juicio oral definitivo en la ciudad de La Serena»
Los antecedentes entregados por el abogado, justifican que el caso sea mirado con lupa desde todas partes del mundo, al ser un agente del Estado el imputado por la justicia. La región lamentablemente fue protagonista con este tipo de violaciones a los derechos humanos, con casos emblemáticos que se suman, como el de Romario Veloz.
«No puede ser que un militar, en tiempos de democracia, dispare por la espalda y mate a un joven con toda una vida por delante. No puede ser que alguien con 13 años de carrera cometa este tipo de actos, entonces te das cuenta que acá falla el Estado, porque ellos son parte del Estado, igual que los carabineros involucrados en delitos desencadenados en el estallido social».

A principios de mayo, el Juzgado de Garantía de Coquimbo confirmó la prisión preventiva para el cabo primero de Ejército Cristian Isaac Care. La jueza Carolina Baroncini manifestó que no existen suficientes evidencias para dar lugar a la petición de la defensa del militar y se decretó la mantención de la cautelar para el imputado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre