Concejales solicitaran antecedentes «realistas» para justificar nuevo presupuesto para edificio consistorial

1
9

15Aun cuando en el mes de enero pasado, el Consejo Regional, Core, aprobó entregar un aumento presupuestario por $1.139 millones para cancelar a la empresa Sacyr que levanta el nuevo edificio consistorial de Coquimbo, un deuda por $2.400 millones contraída por el municipio, en la actualidad en el edificio son realza obras mínimas, motivo por el que diversos departamentos municipales están laborando con el Ministerio de Obras Públicas, Mop y a Dirección de arquitectura para comenzar a laborar en una mesa técnica y llegar a acuerdo con la constructora para poder reactivar los trabajos.
Diario LA REGIÓN, al término de la sesión de concejo del día de ayer, consultó al concejal Alejandro Campusano que presidió la sesión, por la postura del cuerpo colegiado respecto a la evidente demora en la edificación.
“Sacyr, está pidiendo por lo menos una nueva inyección fondos entre 7 mil millones a 5 mil millones de pesos para complementar el presupuesto original de 18 mil millones aportados por el Gobierno Regional y nuestro municipio, pero nosotros como concejo tenemos que hacer las cosas de forma seria y por eso ahora tenemos el apoyo del Mop para que nos asesora con sus unidad técnica y de ahí vendrá una mesa técnica con todos los entes involucrados para dar solución a este tema”.
Campusano, remarcó que la constructora por obligación debe dar cumplimiento al contrato, cuyo presupuesto ha sido reformulado de forma constante, “acá existe un contrato que tiene condiciones que deben cumplirse y pienso que Sacyr debe adecuarse al presupuesto ya existente y vamos a luchar porque no sea requerida una inversión excesiva porque anteriormente ya se le inyectó más de 3 mil millones extras a la empresa que pido un suplemento, con apoyo del Gobierno regional ya que la norma sísmica para este tipo de obras cambio tras los últimos sismos y tsunamis que han afectado al país, pero por eso seguiremos con el trabajo con el Mop”.
Al ser consultado por un plazo para el posible reinicio de obras mayores dijo “lo hemos visto en concejo por lo que pediremos a la brevedad el informe con las conclusiones de cuál es el suplemento real que deberá ser aportado para que ojalá se reactiven la construcción en este mismo mes de abril”
En el mismo tenor, el concejal Mario Burlé, indicó que si bien existe preocupación por el evidente retraso en las faenas que a la fecha presentan 56 por ciento de avance, cuyo término está programado para el 2 de noviembre de este año, la idea es que una vez que sean conocido el resultado de los estudios del Mop, del municipio y del Gobierno Regional, la edificación siga sin mayores demoras.
“Primero hay que sentarse a conversar, no sacamos nada con molestarnos sino que debemos buscar la mejor solución y el municipio y el concejo tienen una posición clara partiendo con conversar a la brevedad con la empresa para ver en qué topa la continuidad de trabajos, pero cuidado, acá no podemos estar aprobando aumentos a diestra y siniestra y tengo que ver un informe técnico que a mí me convenza ya que hoy día la obra tiene un mayor valor del que se dijo en un inicio , pero yo encuentro que ya se ha gastado demasiado en este edificio teniendo otras prioridades para Coquimbo, porque yo he visto otros edificios consistorial como los de Las Condes y Lo Barnechea de Santiago que son edificios de menor envergadura que son totalmente funcionales”.

Ni un peso más sin justificación real”

En un tono crítico el concejal Guido Hernández, manifestó molestia por la situación actual de la obra remarcando que de acuerdo a su opinión no votará para asignar, “ni un peso más sin justificación real”.
“Yo estoy tomando distancia del tema porque pienso que la empresa está amenazando con no cumplir en la entrega a tiempo del edificio, amenazando con pedir más recursos, pero yo encuentro que si no existe una justificación técnica que justifique la entrega el municipio no debería entregar más recursos a la empresa que negocia con la pistola en la cabeza”.
Hernández, agregó que percibe una suerte de presión de parte de Sacyr que no comparte, “pienso que quieren aprovecharse de como se ha llevado adelante el contrato y repito yo como concejal no voy a probar ningún presupuesto más sin nada que lo avale, porque hablamos de platas de todos los coquimbanos ya con lo que ya s gastos son montos irrisorios. Yo ya perdí la confianza en Sacyr y pienso que no es la empresa adecuada para ejecutar el proyecto. Siento que ellos se están aprovechándose de todos los coquimbanos, estas situación es vergonzosa y un día más que nos demoremos en concretar el edificio es un día más que seguimos generando altos gatos en arriendos de inmuebles por parte del municipio”.

1 COMENTARIO

  1. Solucion
    Licitar lo construido a privados.y con el producto de ello .construir
    Instalaciones .en sindempart u cercano a ello
    Pues coquimbo crece al sur.
    Y en aquel sector
    En algunos años mas sera el centro de coquimbo
    NO MAS PLATAS PARA EL EDIFICIO
    VERGUENZA PUBLICA COMO SACAN PLATAS PARA CAMPANAS POLITICAS
    PEREYRA Y ROJAS .SABEN CUANTO LES PRESTO SACYR PARS SU CAMPANA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre