Dirigentes de Fenats del Hospital San Pablo realizaron «toma» de la dirección exigiendo mejora al sistema de alimentación

1
16

7 (2)A contar de las 8:30 horas del viernes la directiva de la Federación de Trabajadores de la Salud, Fenats de Coquimbo, compuesta por el presidente Luis Barahona, Mauricio Ugarte, vicepresidente, Iris Contreras, tesorera y las directoras Yanina Naudon y Liceeted Arellano realizaron una “toma” de la dirección del Hospital San Pablo para demandar mejoras en el sistema de alimentación de los funcionarios del recinto.

La demanda dice relación con la contratación de un nuevo proveedor de alimentación que utiliza el casino del hospital para atender los 1.500 funcionarios del centro de salud, medida que fue rechazada mediante un plebiscito convocado en marzo pasado por la Fenats, que proponía mantener el sistema de entrega de tarjeta que permitía adquirir colaciones en comercios externos.

Pero a pesar de la oposición del gremio, el proceso de cambio del sistema continuó por lo que el pasado miércoles 5, Fenats realizó una protesta al interior de las dependencias del Servicio de Salud Coquimbo, cuyo director Ernesto Jorquera, inició un diálogo con la dirigencia gremial, pero esas conversaciones, según  Luis Barahona, presidente de Fenats no rindió frutos.

“Lamentamos tener que llegar a esta instancia ya que los trabajadores no hemos sido escuchados, especialmente por el director del Servicio de Salud y por la directora del hospital, a pesar de que tuvimos varias conversaciones para tratar de que este tema del nuevo sistema de alimentación se pueda revertir, pero la dirección del hospital no ha hecho eco del plebiscito realizado con nuestra gente para que se pueda pronunciar en este tema”.

El dirigente remarcó que el endurecimiento de su posición obedece a que están luchando por un beneficio básico como es el tener una alimentación digna, “este es un derecho que recuperamos tras la dictadura que se logró restaurar con el retorno a la democracia como es el derecho de todos los trabajadores acceder a una alimentación brindada en las mejores condiciones por los empleadores y en este caso el Servicio de Salud y la dirección del hospital después de un año de buen funcionamiento con las tarjetas las termina cambiando”.

 

$1.900 por colación

 

Respecto a los motivos para oponerse al sistema de entrega de colaciones en el actual casino del centro hospitalario, Barahona remarcó que “para nosotros las condiciones para licitar a la empresa que atiende en el casino no están dadas porque estamos en un proceso de construcción de un edificio modular, entonces yo creo que el director Jorquera no sabe cómo los trabajadores están en la actualidad porque el espacio destinado al casino no solo da para atender a 300 ó 400 trabajadores”.

En ese sentido el presidente indicó que esperan que las autoridades acceden a su petición de mantener el sistema de tarjeta, agregando que en la actualidad la licitación contempla un valor unitario por colación muy por debajo de la realidad de otros hospitales, “después de esta toma esperamos que la directora del hospital la doctora Eugenia Ortiz nos dé una respuesta con la solución de seguir entregando el sistema de tarjetas. Además, el presupuesto para alimentación que es aplicado a trabajadores del sistema de salud en el país y a nivel regional es de 2.500 pesos, pero hoy la colación que se entrega en este hospital tiene un valor de solo 1.900 pesos y por eso ya estamos en desmedro porque en nuestro caso tenemos trabajadores que laboran en turnos de 12 horas, por lo que sí requieren alimentarse mejor”.

Otro de los problemas en el casino es que en ocasiones anteriores han detectado insectos al interior. “Tenemos informaciones de situaciones anómalas en las colaciones y si bien no ha habido denuncias formales como gremio, la dirección del hospital está al tanto de siete casos y si bien la concesionaria actual ha tratado de evitar problemas esto pasa porque las condiciones para el funcionamiento del casino no están dadas porque, repito, estamos con obras de construcción y porque las dependencias están fuera del hospital y lo otro es que por nuestra recarga laboral no podemos salir a almorzar, entonces eso genera más frustración y así y todo el director del Servicio de Salud parece que no quiere darse cuenta de esta realidad que vivimos”.

Barahona hizo ver también que el  cambio de sistema  estaría reducido a un tema de costos. “parece que se quiere ahorrar a costa del trabajador, pero lo que nos interesaría saber a dónde va ese ahorro de presupuesto por mantener el casino, pero tenemos que decirle al director Jorquera, que tiene que escucharnos, porque nosotros llevamos el peso de atender a los pacientesy para que él sepa que los 50 mil pesos con que son recargadas las tarjetas para almorzar, no es para alimentar a una familia, porque con esa plata no se puede y si es posible vamos a convocar a una movilización de todos los trabajadores”.

1 COMENTARIO

  1. Barahona y sus compinches comunistas haciendo el circo que corresponde, ya que se avecinan las elecciones en la FENATS. Payaso flojo mejor trabaja

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre