Discapacitado dice haber sentido discriminación en servicio de urgencia

0
11

ACTUALIDAD3Hace par de semanas una persona denunció a través del Diario La Región la discriminación por parte de colectivos que viajan hasta el sector de La Florida, acusando que debido a su discapacidad podría realizar sus necesidades al interior del vehículo, situación que negó por completo Héctor Guerrero, que sufre parálisis cerebral y una parálisis muscular.

Otro caso de discriminación fue el que denunció Jorge Olivarez que sufre una fractura de la cadera, descalcificación ósea y un problema a la piel. Acusó que en reiteradas oportunidades ha sido dejado de lado cuando ha ido al servicio de urgencia del Hospital San Juan de Dios de La Serena.

Olivarez afirmó que «cuando voy siempre me dejan de lado y no me atienden. Siempre me discriminan por no tener el dinero para atenderme aunque les presento mi carnet de discapacidad. Sufro de descalcificación a los huesos, me han dejado fuera y me dicen que me vaya para la casa, las mismas enfermeras no me atienden».

El joven se traslada en su silla de ruedas pidiendo limosna por las calles de La Serena y en las noches va a dormir al Hogar de Cristo en La Serena, además debido a su invalidez tiene instalado una sonda para hacer sus necesidades. «Tengo 34 años, estoy postrado en una silla de ruedas, uso pañales y las enfermeras me miran en menos por tener la cara con carachas y el domingo me sentí mal, me pusieron suero, me colocaron antibióticos y botaron a la calle».

Jorge fue más allá y señaló que la última oportunidad en que se atendió por presentar un problema de presión y sangramiento a través de su sonda lo habrían acusado de intento de abuso sexual y lo habrían sacado del servicio de urgencia. «Me acusaron de querer abusar de la enfermera y yo no me puedo mover en la silla de ruedas».

Acusó que «es injusto que la gente me mire en menos, hasta el mismo alcalde me prometió una silla eléctrica porque no puedo hacer nada por mí mismo, tengo que pedirle ayuda a la gente para subir y bajar las veredas».

Nos comunicamos con el hospital para saber su versión, pero no obtuvimos respuestas a nuestro correo y nuestros llamados telefónicos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre