Sistema de publicidad LED daña posibilidad de observación astronómica

0
13

ledLa oficina de Robert Christopher Smith Ph. D. en astronomía de la Universidad de Harvard, impacta por sus tres grandes pantallas de computador y por su ubicación en un punto privilegiado de La Serena, en la colina de Cisternas con Huanhualí.
El director y jefe de la misión de Aura en Chile, que incluye observatorios Tololo y Gémini, inicia su jornada temprano y entre sus múltiples tareas está la supervisión de todas las operaciones de la entidad que lidera.
Hoy día entre sus preocupaciones está la contaminación lumínica, cada vez más agresiva para las observaciones astronómicas. Sólo basta recorrer las principales calles, para notar que cada vez hay mas pantallas publicitarias muy brillantes; así como campos deportivos y zonas industriales que iluminan sus recintos con gran potencia, olvidando que vivimos en una zona donde los cielos son un patrimonio para la humanidad.
¿Cómo está la Región de Coquimbo desde el punto de vista lumínico para las observaciones astronómicas?
Gracias al trabajo que se realizó en 1998, que habla de la primera norma lumínica, se ha mantenido durante la última década bastante controlada. Sin embargo, hay un crecimiento, lo cual si bien es normal y bueno que ocurra, siempre buscamos que este sea un crecimiento sostenible. Que use los recursos de una manera práctica, esto significa proteger el cielo al mismo tiempo de dar un resultado de seguridad y otros beneficios.
¿Sin embargo, igual no hay que ser experto para darnos cuenta de que ha aumentado el uso de la luz en la ciudad…?
Efectivamente, en los últimos cuatro o cinco años se ha perdido un poco de nuestra protección, por la llegada de nueva tecnología que no estaban contempladas dentro de la normativa respectiva. Esto incluye el uso de las pantallas led, alumbrado público led y uso de iluminación privada. Se nota cuando uno recorre en auto entre La Serena y Coquimbo que hay focos blancos y esos son los malos.
¿Cuáles son los focos buenos entonces?
En general se recomienda utilizar aquellos que tienen base amarilla, que esté orientada hacia abajo. Hay que entender que la luz blanca se dispersa mucho más que la amarilla y en el caso de las luces de color azul, son mucho más agresivas.
¿Qué se ha hecho en los últimos años?
En 2013, el gobierno publicó una nueva norma lumínica. Que recién se está implementando así que tenemos esperanzas de reponer los esfuerzos de educación, de control de las luces, para el bien no sólo de los cielos oscuros, sino que también de la ciudad. Porque hay estudios que muestran que el uso excesivo de la iluminación afecta la salud y el ambiente. Así que está claro que la amenaza está latente y sigue creciendo.
¿Nos falta educación ciudadana, respecto de este tema?
En realidad sí. Hemos trabajado en eso desde los noventas incluyendo la educación sobre cielos oscuros en nuestros programas, en escuelas y también en nuestros eventos públicos, para tratar de llevar el mensaje. Estamos redoblando este esfuerzo ahora y estamos trabajando con el ministerio de Medio Ambiente y de Relaciones Exteriores y otras organizaciones como Sernatur, para destacar que los cielos en Chile son un recurso natural, que son un patrimonio.
¿Hacía donde están enfocando esa información?
Lo que queremos es que la gente se de cuenta que los cielos limpios son un derecho, porque esto nos da acceso a ver las estrellas y la Vía Láctea de manera directa. Entonces estamos trabajando con el gobierno y otras instituciones para poder dar a conocer este concepto.
¿Cómo se puede cuantificar esta pérdida de observación ?
Si miramos de manera perpendicular hacia arriba, todavía no hemos perdido nada. Pero si miramos al horizonte, claro que sí. Está creciendo el ángulo donde hay contaminación. Hace más de cinco años, se realizó un estudio, que fue publicado de manera científica que mostró que hasta 20º sobre el horizonte, ya se ha perdido bastante visibilidad. Se nota el brillo del cielo. No hemos hecho otra medición más reciente pero está claro que esta contaminación ha crecido, no sólo en ángulo sino que también en extensión territorial. Antes se notaba la contaminación sobre La Serena, pero ahora también se aprecia en el valle.

¿Entonces estamos en un momento clave para preocuparnos?
Por supuesto, esto nos motiva más a llevar el mensaje a la comunidad y entrenar a las personas sobre la norma nueva. Esta tiene elementos muy importantes, como poner la luz apuntando hacia abajo.
¿En qué se diferencia esta nueva normativa con la anterior?
Hay estudios que mostraron que uno de los efectos más peligrosos para el cielo oscuro es la luz horizontal. La primera norma nos hablaba de que la luz tenía que ir hacia abajo, pero permitía que se iluminara en cierta cantidad de manera horizontal. Ahora, la actual norma busca que ningún porcentaje de la luz sea horizontal o hacia arriba.
¿Qué pasa con este tipo de iluminación?
Si la luz va hacia arriba, normalmente sale de las cercanías de la tierra. Pero si va en forma horizontal, esa luz rebota y hace que el cielo esté más brillante y por lo tanto molesta mucho más para las observaciones astronómicas.
¿Se terminaron de producir las ampolletas incandescentes y ya todos estamos comprando ampolletas led, que producen una luz azul, podemos hacer algo?
Ese es el punto, la luz no necesariamente tiene que ser azul. La luz led básica sí es azul, pero ya se están fabricando luces led de color ámbar, es decir más cálido. En eso estamos, cuando hablamos de la protección de los cielos oscuros no estamos contra la luz led, sino que estamos contra la luz led mala, que es fuertemente azul. Así que sólo se trata de buscar las luces apropiadas para el uso externo.
¿Hoy vemos que en la ciudad, hay instaladas pantallas y luces led muy luminosas encendidas durante la noche, qué pueden hacer ustedes como astrónomos?
Nosotros tratamos de trabajar a través de las autoridades, primero con la Oficina de Protección de Calidad de los Cielos (OPCC), que llevan el mensaje a los dueños de esas instalaciones. Pero cualquier ciudadano puede reportarlo al ministerio de Medioambiente. En general nosotros tratamos de trabajar con las autoridades y de esa forma hacer que fluya la educación de la gente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre