«Viudos de verano» exigen panoramas veraniegos

0
10

actualidad_1Llegó febrero y la mayoría de los chilenos sale de vacaciones; sin embargo algunos deben continuar con sus labores diarias y buscan fórmulas para distraerse. «Adiós mi amor» dicen tristes, pero otros celebran la afamada «viudez de verano». Sin embargo, la Región de Coquimbo no cuenta con panoramas destinados para este sector a fin de soltar tensiones y distraerse un rato.

Una zona turística por naturaleza, con discotheques, pubs y playas; pero con pocas alternativas para los nuevos solteros. Santiago lleva la vanguardia, con fiestas como «Club Up» donde reúnen en una pista de baile a los que quedaron solitos (as). Una perspectiva comercial de empresarios, que aprovechan incluso de ofertar masajes de relajación para clientes específicos, con descuento de hasta 30%.

En Coquimbo los «viudos de verano» no son clientes objetivos. Los «solteros de vacaciones» sólo pueden optar a jugar «pichangas» de fútbol con amigos, sin existir ligas o campeonatos en época estival destinados para ellos como ocurre en otras localidades. De querer participar, tendrían que trasladarse al Parque Empresarial de Santiago, donde todos los años se juega la Copa Kndy Market Viudos de Verano.

Ignacio Martínez, Ingeniero Comercial con familia en la zona, se siente desmotivado por la situación y señala «trabajo en Santiago y allá hay de todo. Mi pareja tiene su familia en Villa Alemana y se va los veranos para allá, así que me vengo donde mis papás que viven en La Serena. Lo malo es que no existen panoramas para los que quedamos solos… busqué en google y no encontré nada».  Boris Vásquez agregó que «debiesen ofertar más panoramas para los que quedamos solos».

Aún así, muchos se animan a reunirse con su «grupito» y jugar a la pelota o tomarse un «copete». Dos complejos deportivos tradicionales en La Serena para las «pichangas» son Cordep y Pingüinos, con valores por cancha entre $25 mil y $30 la hora.  Para la diversión nocturna sólo queda ir a discotheques o pubs de la Avenida del Mar o Barrio Inglés, aunque sin eventos definidos para clientes solitarios.

Pero no todos se portan bien cuando la pareja se va. Un estudio desarrollado por la agencia de investigaciones «Mash» indicó que las infidelidades aumentarían en un 30% durante verano. Dante Yutronic, espía privado, aclaró que son los hombres que mayoritariamente se portan mal, ya que sus esposas se quedan con los niños durante las vacaciones. Aunque si su pareja lo manda a la «punta del cerro», existen mariachis que ofrecen atractivas serenatas para «ponerse en la buena».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre